@votaresunderecho
votar@votaresunderecho.es | hijadeinmigrantes@gmail.com

¿Derecho o Privilegio?

Accede a la base de datos para donar o recibir tu voto.

¿Derecho o Privilegio?

Escito por Nadia Ziani (@nadziani) en La Mirada de la Diversidad.

________

El 28 de abril me quedo en casa. No voy a votar. Y no es porque piense que no sirve de nada o porque esté descontenta con el panorama político actual –que también–, sino porque según la Ley de Régimen Electoral General “el derecho de sufragio corresponde a los españoles mayores de edad”.  Como no soy española no tengo ese derecho. Y así es como se convierte un derecho en un privilegio.

No a todos los extranjeros se les niega este derecho. Aunque sí es cierto que en las Elecciones Generales solo pueden votar los españoles, en las Elecciones al Parlamento Europeo pueden hacerlo también los nacionales de otros países de la UE que estén empadronados en territorio español. Asimismo, en las Elecciones Municipales también pueden ejercer dicho derecho aquellos ciudadanos de países con los que España tiene Acuerdos de Reciprocidad, que en total son 12. Eso sí, los extranjeros que disfrutan de este privilegio –porque no nos engañemos, lo es– tienen que inscribirse en el Censo Electoral de Extranjeros Residentes en España.

Voto inmigrante

Fuente: madri+d

A 1 de enero de 2019, según el INE en España residen un total de 4.719.418 de extranjeros. El 10% de la población no puede votar en las Elecciones Generales. El 37% de los extranjeros son los que tienen derecho a votar en las Elecciones al Parlamento Europeo, ya que proceden de países de la Unión Europea. A este porcentaje se suman los ciudadanos de países con los que existen convenios, siendo así un total de 50,2% de la población extranjera quienes pueden votar en las Municipales. ¿Y qué pasa con el 49,8% restante?  Pues la respuesta es muy sencilla: estamos fuera del sistema, como si no existiéramos, vaya.

Aunque en la realidad el número es mucho menor, la traba de tener que inscribirse en el censo electoral, hace que muchos no acaben votando. Para las elecciones de mayo, son 466.316 y 365.310 electores inscritos para las Municipales y para el Parlamento Europeo respectivamente. Así que solo el 17,6% de los extranjeros votarán.

Según el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos”, obviamente estos representantes se escogen en las urnas, espacio denegado para nosotros. Eso de la participación política en otro mundo si eso. Porque puede que no tengamos sangre española o algún papel que nos diga que lo somos, pero España es nuestro país. Y este es el claro ejemplo de cómo españoles e inmigrantes no somos iguales, porque a mi parecer cuando unos disponen de unos derechos –privilegios– y otros no, es de todo menos una igualdad real.

Ley electoral

Fuente:  Ivanevsky

Estas elecciones habrían sido las primeras en las que hubiera podido votar. Si fuera española, claro. Hace casi cinco años tramité mi expediente para la concesión de nacionalidad. Y lo único que he recibido ha sido silencio. Mi caso no es el único, cientos de personas seguimos a la espera. Cientos de personas a las que se nos niega el derecho del voto mientras seguimos esperando a que algún funcionario rescate nuestro expediente de algún sótano en Madrid y nos diga algo. O los cientos de hijos de inmigrantes que han nacido aquí en España, pero que no son españoles, que también siguen esperando el día que se les conceda la nacionalidad. Ellos tampoco pueden votar. Las trabas a las que nos enfrentamos inmigrantes e hijos de inmigrantes son numerosas. Muchas son las puertas que no podemos cruzar porque no tenemos un papel que nos identifique como españoles. Y es que la concesión de la nacionalidad se convierte en un camino largo, de años, dinero en tasas y abogados, exámenes sinsentido para medir nuestra integración y un sinfín de trámites burocráticos que no deberían existir. Y es que esto va mucho más allá de poder o no poder votar, esto es racismo institucional.

¿Qué democracia estamos defendiendo? Porque vivimos en una en la que cientos de miles de personas viven, trabajan, pagan sus impuestos, pero no pueden decidir sobre su futuro. Y eso que los inmigrantes somos el tema preferido de más de un político. Se redactan medidas que quieren coartar nuestros derechos, tratarnos como ciudadanos de segunda, políticos que han decidido que somos el enemigo, titulares sobre y contra nosotros. Hablan de los inmigrantes todo el rato. Pero, ¿Qué decimos nosotros? Nada, porque no podemos decidir quiénes queremos que nos representen, no tenemos voz ni voto –nunca mejor dicho– sobre nuestro futuro. Nuestros intereses no están representados en ningún lado. Una democracia que no lo es, que nos da la patada.  Silenciando nuestras voces, o por lo menos intentándolo.

Digo intentar, porque mentira, el 28 de abril sí voto. Hace poco nació la campaña “Votar es un derecho”, que inició @hijadeinmigrantes en redes sociales. Ella dio voz a la impotencia que miles de jóvenes sentimos. Esto acabó convirtiéndose en gente cediendo su voto a personas que no podemos votar. Y así es como el 28 de abril si podré votar gracias a una persona maravillosa. Aunque esto no deja de ser un parche, pero es un paso. Si tú eres de los que por la razón que sea no votas, cede tu voto a otra persona que quiere pero no puede. Gracias a las personas que nos han dado la oportunidad. Y a ti Safia (@hijadeinmigrantes)  por iniciar esto, el principio de una revolución. Porque hace un tiempo inmigrantes e hijos de inmigrantes decidimos que era hora de hablar por nosotros mismos. Que nada silenciará nuestras voces.

FUENTES:

Imagen destacada

INE (Instituto Nacional de Estadística) (2019). Censo Electoral. Elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo de 26 de mayo de 2019.

INE (Instituto Nacional de Estadística) (2018). Población extranjera por nacionalidad y sexo.

Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, BOE núm. 147 (1985).

Ministerio del Interior (2019). El derecho de voto o sufragio activo. Recuperado 05 abril 2019.

Naciones Unidas. (s.f.). La Declaración Universal de Derechos Humanos. Recuperado 06 abril 2019.

Votar es un derecho. (2019). Recuperado 05 abril 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas